Agujero negro, Efemérides

Rosalind Franklin

Un 25 de Julio, hace unos 97 años, nació una de las figuras más relevantes y menos reconocidas en el mundo de la ciencia, Rosalind Franklin. Desde pequeña destacó por tener un carácter férreo y por su determinación en el estudio de las ciencias. Siempre se inclinó más por la física y la química aunque tenía grandes capacidades para cualquier otra rama.

Entró en la universidad de Cambrige, donde cursó Física y Química, aunque el título se lo dieron años después por el hecho de ser mujer. Tras esto se doctoró, con su tesis sobre la porosidad del carbono (estudio clave que permitió mejorar las máscaras de gas en la II Guerra Mundial).

Foto 51

Después del doctorado, trabajó tres años en París, donde aprendió las técnicas de cristalografía, que le permitirían hacer la famosa foto 51. Pese a que en París vivió sus mejores años se vio “obligada” a mudarse de nuevo a Londres, ya que era la única manera de progresar en su carrera científica. Alli, en el King’s College conoció a su “colega” Wilkins.

 

Rosalind trabajó durante tres años observando y fotografiando el ADN por dentro, mediante las técnicas de cristalografía.

En sus diarios se puede ver cómo ya en 1951, Rosalind predijo el modelo de doble hélice, pero al ser una chica tan metódica quería estar segura antes de publicar alguna teoría, cosa que le salió cara.

Paralelamente aparecieron dos personajes viles y crueles llamados Watson y Crick. Ellos trabajaban en la creación de modelos moleculares del ADN. Un día Watson invitó a Rosalind para enseñarle su trabajo, y esta, ni corta ni perezosa, les explicó que estaban equivocados.

Pauli, otro renombrado científico de la época propuso un modelo de triple hélice del ADN. Esto hizo que Watson y Crick se sintieran amenazados por si éste lo descubría antes de tiempo y ellos se quedaban sin el reconocimiento después de haber invertido tanto tiempo. Necesitaban una foto para verificar o desmontar la teoría de Pauli. Y aquí es donde vuelve a aparecer su “colega” y ladrón Wilkins, conocedor de la existencia de esa foto, se la robó a Franklin y se la enseñó a sus espaldas. Con la nueva información, Watson y Crick fueron capaces de crear un nuevo modelo que sería aprobado por Rosalind (quien no era consciente del hurto que había realizado su “colega”).

De izquierda a derecha: James Watson y Francis Crick con uno de sus modelos de ADN.

 

En 1953 se publicaron tres artículos en la revista Nature. El primero A Structure for Deoxyribose Nucleic Acid firmado por Watson y Crick en el que explican el modelo de la doble hélice del ADN, de qué está compuesto, la localización de cada uno de estos componentes y sugieren el posible método de réplica para la transmisión de información genética. El segundo, Molecular Structure of Deoxypentose Nucleic Acids firmado por Wilkins y otros dos científicos , y el último escrito por Rosalind y Raymond Gosling con el título de Molecular Configuration in Sodium Thymonucleate.

Después de este descubrimiento, con el cual ella no obtuvo ningún reconocimiento, se transladó al Birkbeck College para trabajar en las estructuras víricas helicoidales como el tabaco (trabajo con el que podría haber sido premiada con otro Nobel).

 

En 1958 Franklin falleció a la edad de 37 años, a causa de un cáncer de ovarios, posiblemente producido por la exposición prolongada y sin protección a los rayos X.

En 1962 Watson, Crick y Wilkins fueron premiados con el Nobel de Medicina.


* Recopilando información, nos hemos dado cuenta de que algunos blogs se utilizan un fragmento del libro La doble hélice escrito por James Watson como argumento a favor de Franklin, ya que en él comienza a describir a Rosalind como una mujer que no se arreglaba “y no utilizaba pintalabios rojo”. Estos blogs se quedan únicamente con esta descripción y obvian la segunda parte del párrafo en la Watson “desmiente” sus palabras anteriores. Aprovechando el tono subjetivo del blog. queríamos destacar este hecho aunque en ningún momento queremos dar a entender que simpatizamos con las acciones que hizo Watson, sin embargo creemos más importantes ofrecer a los lectores una información completa y sin sesgos. 

** Otro documento que nos parece interesante compartir es la carta que le escribió Watson a su hijo explicando “su” descubrimiento. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *