Biología, Universos

¿Las medusas se pueden picar las unas a las otras?

Papá, ¿las medusas se pueden picar unas a otras?, esta fue la pregunta que le hizo David, hijo de Antonio Martínez Ron, hace unos días a su padre. El periodista y divulgador científico, autor de libros como el Ojo desnudo o Papá, ¿dónde se enchufa el sol? lo compartía en Twitter.

Con ello inauguraba lo que Aberron denominó la nueva generación de preguntones, todos esos niños inquietos que se cuestionan sobre el mundo que les rodea. Pero si analizamos la pregunta, resulta muy interesante, veamos:

Las medusas

Las medusas son animales pertenecientes al filo cnidario. Su cuerpo está compuesto en un 95% de agua por lo que son completamente dependientes del medio acuático. Pese a que tendemos a asociarlas inevitablemente con el medio marino, también existen medusas de agua dulce como la Craspedacusta sowerbyi.

Craspedacusta sowerbyi
Craspedacusta sowerbyi

En cuanto a su morfología, presentan simetría radial, como las estrellas de mar o los pólipos. Esto significa que son iguales (aunque muchas veces no son “perfectas”) respecto a varios ejes centrales. Están compuestos por una especie de saco/campana del cual le crecen varios tentáculos.

Se tratan de seres vivos bastante básicos. Comen a través de la única obertura que poseen, localizada en la parte inferior de la campana gelatinosa. Tras esto, el alimento lo digieren en la cavidad gastrovascular y los desechos son expulsados por el mismo orificio (si, da un poco de asquete).

Ciclo vital de las medusas

Una de las cosas más curiosas de las medusas es su ciclo biológico. Las medusas… no nacen medusas, sino que sufren una metamorfosis completa. Tras la fecundación, generalmente externa, donde los dos gametos se unen, tiene lugar la formación de una larva que recibe el nombre de plánula. Ésta posee movilidad propia y es capaz de desplazarse por el medio hasta hallar un sustrato apropiado. Cuando esto tiene lugar, se adhiere a él para formar un pólipo.

Planula of Proboscidactyla flavicirrata
Planula of Proboscidactyla flavicirrata Vía https://invert-embryo.blogspot.com/2013/06/planula-of-proboscidactyla-flavicirrata.html

La plánula ya fijada comienza a desarrollarse hasta formar un escifistoma. Una vez llegados a este punto, tiene lugar el periodo de reproducción asexual. Es donde el escifistoma atraviesa por gemaciones hasta formar el estrobilo. Cuando el estrobilo se escinde, se formará la éfira que tras madurar, formará la nueva medusa.

Ciclo vital de las medusas
Ciclo vital de las medusas

El hecho de que pase por estas dos fases tan diferenciadas, una en la que se produce reproducción asexual, no tiene movilidad libre, etc y otra donde la reproducción es sexual y gracias a los sistemas de propulsión puede desplazarse por el medio, se denomina alternancia de generaciones.

La picaduras de las medusas

Pero si por algo son famosas las medusas son por sus terribles tentáculos. Muchas de ellas poseen unas células urticantes llamadas cnidocitos. Estas poseen un orgánulo especial denominado nematocisto.

Partes de las medusas
Partes de las medusas

Son una especie de cápsulas, formadas por una sustancias similares a la quitina, que contienen un filamento tubular. Al entrar en contacto con alguna presa, estos se disparan como si se trataran de una especie de dardo. Son utilizadas o bien para cazar o para atrapar a las presas.

Por ahí circula el mito de que hacer pis sobre la picadura es un buen método para aliviar el dolor ya que uno de los componentes principales de la orina es el amoniaco. Ya sea por el capítulo de Friends  o por las leyendas urbanas de remedios caseros, orinar sobre la picadura es una mala idea. Entre otras cosas, esto se debe a que la orina también posee altas cantidades de agua… dulce. Un cambio de salinidad (del agua del mar a la de tu cuerpo), puede provocar que los nemastocitos que se hayan adherido a tu piel a través del tentáculo de la medusa, se vuelvan a activar y que esos dardos de los que antes hablábamos, salgan disparados de nuevo.

Carabela portuguesa
Carabela portuguesa, una de las medusas más peligrosas del mediterráneo. Vía antena3.com

Si alguna vez sufres alguna de estas picaduras, debes retirar con unas pinzas (ya que hacerlo con las manos podría extender la urticaria) los posibles restos del animal y enjuagar la herida con agua de mar. Tras ello, aplicar frío de forma indirecta. Y como no, cuanto antes, acudir a algún puesto de socorrismo.

Picadura

¿Y entre ellas se pueden picar?

Para finalizar, responder la divertida cuestión de… ¿y entre ellas se pueden picar? Pues, en realidad podrían, pero entre la misma especie no suele ocurrir. Es más habitual que se piquen cuando están cazando otras especies como se explica en BoingBoing.net.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *