Física, Universos

El Sonido

Escuchamos un ruido en medio de la noche, nos ponemos a gritar en una cueva para sorprendernos con el eco de nuestra voz o incluso nos perdemos en medio del bosque para admirar el lenguaje de la naturaleza. Todo este fascinante mundo sonoro lo percibimos gracias a nuestro sistema auditivo [sí, ese que ese está compuesto por un pequeño y conocido invertebrado llamado “caracol” y esos graciosos huesecillos con nombre de herramientas (ya lo comentaremos en futuros posts)]. Hoy venimos a hablaros de un tema físico fascinante como es el sonido.

Según la RAE el sonido es la vibración mecánica transmitida por un medio elástico, es decir, los sonidos son vibraciones que pueden transmitirse a través de cualquier medio material, ya sea líquido, sólido, gas o plasma. En el vacío, no existen partículas que puedan vibrar, por lo tanto, el sonido no puede propagarse.

La velocidad del sonido depende del medio en el que se transmita y las condiciones de éste. En el aire el sonido suele trasmitirse a una velocidad aproximada de 340 m/s, mucho menor que la de la luz 300.000.000 m/s. Ese es el motivo por el cual cuando vemos un rayo o disfrutamos de una noche de fuegos artificiales, primero vemos el destello y después escuchamos el boom.  

En los sólidos, la vibración se transmite entre las partículas contiguas. La vibración se produce primero hacia delante y después hacia atrás. Las ondas reciben el nombre de ondas longitudinales ya que la dirección de vibración coincide con la de propagación.

El sonido tiene 3 características:

La intensidad: es la cualidad que permite diferenciar entre sonidos suaves y fuertes. Depende de la amplitud de onda.

El tono: es la cualidad que diferencia los sonidos agudos de los graves. Depende de la frecuencia de onda.

El timbre: es la cualidad que diferencia los diferentes instrumentos, voces, materiales, etc. Por ejemplo, cuando un clarinete y una flauta tocan a la misma intensidad una misma nota, el sonido es completamente diferente. Depende de la forma de la onda.

Los seres humanos somos capaces de percibir sonidos que van desde frecuencias de aproximadamente 50Hz hasta 20.000 Hz. La audición está estrechamente relacionada con la edad, aunque hay otros factores que influyen. A continuación, haciendo click en la imagen, os dejamos un pequeño test que hemos hecho para que podáis descubrir qué rango de Hz sois capaces de percibir.

Este no es un test definitivo, si no escuchases nada a partir de los 15.000Hz es posible que no tengas un problema auditivo si no que tu dispositivo no tenga la capacidad para reproducir frecuencias tan altas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *