Biología, Universos

El sistema inmunitario

¿Qué es el sistema inmunitario?

El sistema inmunitario es un conjunto de estructuras y procesos biológicos que ayudan a mantener la homeostasis y el equilibrio interno de un organismo frente a las agresiones y las amenazas tanto internas como externas. Es decir, ayudan a la regulación del organismo y actúan como el medio defensivo.

Nuestro cuerpo tiene distintos tipos de defensa contra los organismo externos. Por un lado existen las defensas externas tales como la piel, las mucosas, la microbiota, las secreciones, etc. las cuales constituyen la primera línea de defensa. Y por otro lado, el sistema inmunitario el cual se encarga de atacar a esos patógenos una vez se hallan en el interior de nuestro organismo.

Los tipos de respuesta

Dentro de la respuesta inmunitaria existen dos tipos: la innata y la adaptativa. Como su nombre indica, la innata es la que se tiene nada más nacer, la que viene “de serie” y la adaptativa o adquirida es la que se obtiene tras el primer contacto con el antígeno (primaria) o la que tiene lugar tras el primer contagio (secundaria), mucho más rápida y efectiva debido a los linfocitos memoria, de los cuales hablaremos más adelante.

Ahora, ya va siendo hora de conocer al ejército que compone nuestra defensa inmunitaria:

Imaginemos, un batallón del ejército. Tenemos la primera línea de defensa, que sería nuestra piel. Tras haberla superado, entrarían en juego el sistema inmunitario, es decir, la retaguardia y los arqueros.

Los arqueros, podrían compararse con la respuesta inespecífica, es decir, con la que ataca a todo sin compasión, a lo que encuentra extraño. En nuestro sistema serían los macrófagos y las células NK (natural killer).

La retaguardia se encarga de enfrentarse a los soldados del frente contrario, por lo general uno contra uno. Esto es comparable con la respuesta específica llevada a cabo por los linfocitos. Existen dos tipos: los T y los B. Los primeros se encargan de la respuesta celular reconociendo y eliminando células externas extrañas o internas que hayan mutado. Los T4 podría decirse que se encargan de dar la voz de alarma para que los T8 acudan para luchar contra el patógeno.

Otro de los flancos de defensa estaría compuesto por los linfocitos B. Estos se encargan de la respuesta humoral ya que producen anticuerpos específicos para cada antígeno. La fábrica de anticuerpos son las células plasmáticas. Por otro lado, tendríamos a los grandes veteranos de guerra, los generales que conocen toda la estrategia del frente ya que han vivido numerosas batallas. Estos linfocitos son los que se conocen como linfocitos memoria y se adquieren tras el segundo contacto con el antígeno.

Existen otros frentes de defensa, pero estos pertenecen a ejércitos más complejos. Otro día hablaremos de ellos y de las estrategias que existen para realizar una correcta y efectiva defensa.  

Encuentra estos términos en el Glosario:

Anticuerpo

Antígeno

 

Respuesta celular

Respuesta humoral

 

 

3 thoughts on “El sistema inmunitario

    1. Hola Ka. Esos “soldados” reconocen a las sustancias “enemigas” debido al MHC (complejo mayor de histocompatibilidad). Es un conjunto de glucoproteínas que recubren a las células y actúan como el “DNI” celular, es decir, dicen si las células te pertenecen o no. Es por eso que cuando se procede a realizar un transplante, se debe buscar un donante compatible, esto significa que debe tener un MHC similar. Además, cuando se realiza este tipo de intervención se emplean medicamentos para minimizar la acción del sistema inmunitario y reducir las probabilidades de rechazo.

      En cuanto el “fuego amigo”, si, a veces tiene lugar y son enfermedades muy chungas. Se llaman autoinmunes ya que tu sistema inmunitario confunde y ataca a sus propias células.

      De todas formas, tenemos pensado ampliar la información en algún otro post ya que como podrás ver, el sistema inmunitario da mucho para hablar.

      Saludos ^^

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *