Biología, Universos

El impulso nervioso

Esta semana continuaremos con la serie sobre el cerebro. En el pasado post hablamos sobre las secciones por las que se componen este importante órgano. Hoy hablaremos sobre las neuronas y cómo se transmite la información a través de ellas.

Las neuronas son la unidad básica estructural y funcional del sistema nervioso. Son las encargadas de captar los estímulos externos, interpretarlos y transmitir las respuestas pertinentes para que los órganos efectores las lleven a cabo. Pese a que siempre se hable de las neuronas, no debemos olvidar que éstas van siempre acompañadas por las células de la glía, las cuales se encargan de mantener y nutrir a las neuronas.

Tal y como muestra la fotografía, podemos diferenciar dos partes en la neurona: el cuerpo o soma y el axón. En el soma se localiza el núcleo, los orgánulos celulares, como las mitocondrias, y las dendritas. Estas últimas se encargan de captar el estímulo nervioso de los axones de las neuronas cercanas. A continuación, podemos ver una prolongación de la célula que conforma el axón. Es por allí por donde se propaga el impulso nervioso.

La transmisión de la información se produce de forma saltatoria. Esto significa que el impulso va dando “saltitos” de nodo de ranvier, a nodo de ranvier, en vez de ir de forma lineal. Este efecto se produce gracias a las vainas de mielina de las células de Schwann que actúan como aislante. El hecho de que se transmita de esta forma tan curiosa favorece la velocidad a la que se propaga.

Cuando el impulso llega a la parte final del axón se produce la sinapsis. Está puede ser de dos tipos:

  • Eléctrica: si el impulso viaja a través de una fibra nerviosa.
  • Química: tiene lugar cuando el impulso va de una neurona a otra. Las neuronas jamás entran en contacto físico, es decir, nunca se “tocan”. Para que se transmita la información, al final de los axones se localizan unas estructuras llamadas botones sinápticos. En su interior se encuentran los neurotransmisores. Estos al ser liberados, viajan por el espacio sináptico que existe entre neurona y neurona hasta llegar a las dendritas de la célula vecina. Estas moléculas activan las proteínas de la neurona y se convierte en receptora de la señal eléctrica.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *